Google+ Los Colores de la Noche: febrero 2017
Share

lunes, 20 de febrero de 2017

Los cúmulos globulares

Los cúmulos globulares son agrupaciones muy densas de estrellas que se encuentran generalmente en el halo galáctico a distancias considerables. Este tipo de cúmulo estelar no es exclusivo de la Vía Láctea y también se ha identificado alrededor de otras galaxias cercanas. En nuestro sistema habrá unos 200, por lo que no son muy numerosos en comparación con los cúmulos abiertos de estrellas jóvenes del disco galáctico. Su distancia varía de unos 7.000 años luz (M4, en la constelación de Escorpio) a más de 200.000 años luz (como NGC 2419 en la constelación del Lince). Presentan estrellas muy antiguas, algunas de hasta 12.000 millones de años de edad, por lo que su estudio es muy interesante al ser objetos constituidos en etapas tempranas del Universo. 

De los objetos que catalogó Messier resultaron ser cúmulos globulares 29, todos ellos asequibles por tanto a telescopios de aficionado. Visualmente son muy atractivos, apareciendo en el ocular como una nebulosidad circular (más brillante hacia el centro) de textura granulosa que los diferencia de las nebulosas y galaxias. Por ser objetos relativamente brillantes son también sencillos de fotografiar al no requerir tiempos excesivos de exposición, por lo que son ideales cuando un sensor de autoguiado se avería y hay que confiar en la pericia para conseguir una alineación muy buena de la montura (como me ocurrió en la sesión en que realicé las fotos que muestro a continuación). Así, las tomas que componen las imágenes siguientes no exceden del minuto de exposición a 1600 ISO, y su número varía entre 10 y 15 para cada cúmulo. El procesado es también más sencillo que para el caso de nebulosas; sólo hay que tener especial cuidado con el estirado del histograma (para que no se sature el núcleo del cúmulo) y con no emborronar las estrellas débiles si se aplica alguna reducción de ruido al fondo (que si se realizan y apilan suficientes tomas no es necesaria).

M13, el cúmulo más famoso


M13 es el cúmulo globular más conocido entre los aficionados a la astronomía. En condiciones óptimas de oscuridad es perceptible a simple vista en la constelación de Hércules y su distancia es de 25.100 años luz. Además del cúmulo se pueden apreciar en el campo varias galaxias  débiles: cerca del borde derecho de la imagen está NGC 6207, una espiral a 39 millones de años luz, y más cerca del cúmulo (aunque más débil y difícil de percibir) IC 4617, a 503 millones de años luz.

M22, un cúmulo cercano


M22 se encuentra en la constelación de Sagitario a 10.400 años luz, por lo que es uno de los cúmulos globulares más cercanos al Sol. En 2012 fueron descubiertos dos agujeros negros de masa estelar en su interior, lo que obligó a replantear la hipótesis por la que se pensaba que los agujeros negros de este tipo son expulsados del cúmulo por acción de la fuerza gravitatoria. En un cielo oscuro se puede distinguir a simple vista, y con prismáticos o telescopio es una delicia su observación en el rico campo estelar de Sagitario.

M3, uno de los más densos


M3 es un cúmulo globular situado a 33.900 años luz en la constelación de Canes Venatici (los Perros de Caza), compuesto de unas 500.000 estrellas apretadas en no más de 18 minutos de arco de tamaño aparente. La mitad de su masa se encuentra en una esfera de unos 20 años luz de diámetro, lo que da una idea de la densidad de estrellas en su zona central. Si tenemos en cuenta que en nuestras proximidades, en 12 años luz a la redonda del Sol, hay unas 25 estrellas (y la mayoría enanas rojas) cuesta trabajo imaginar cómo sería el cielo si hubiera en este espacio ¡más de 200.000 estrellas! En M3 hay también una gran cantidad de estrellas variables (más que en otros cúmulos del halo galáctico) así como estrellas azules que se piensa que perdieron sus capas externas al interaccionar con otras estrellas en su paso por las regiones centrales del cúmulo.

M5, uno de los más antiguos


El cúmulo globular M5 se encuentra en la constelación de la Serpiente a 24.500 años luz del Sol, y es posiblemente uno de los cúmulos más antiguos de nuestra galaxia con una edad estimada de 13.000 millones de años. En la parte superior se puede apreciar la estrella doble 5 Ser.

M15, también de los más longevos


El cúmulo globular M15 está situado en la constelación de Pegaso a 33.600 años luz del Sol. Se le estima una edad de 12.000 millones de años, de modo que después de M5 sería uno de los cúmulos más antiguos de nuestra galaxia.

M2, uno de los más compactos


M2 es un bello cúmulo globular situado a 37.500 años luz en la constelación de Acuario. Tiene unas 150.000 estrellas y es de los más compactos.

Todas las imágenes han sido obtenidas con una cámara Nikon D90 acoplada a foco primario a un telescopio refractor apocromático de 127 mm de diámetro y 952 mm de distancia focal.