Google+ Los Colores de la Noche: El Sol
Share

El Sol

Últimas imágenes del Sol (SOHO-NASA

A continuación se muestran las imágenes más actuales ofrecidas por el observatorio solar SOHO (Solar and Heliospheric Observatory). SOHO es una sonda espacial dedicada al estudio del Sol con más de diez años de funcionamiento a sus espaldas, y resulta de vital importancia para la predicción del clima espacial. Está situada en uno de los puntos de Lagrange (en el L1), lo que le permite una observación casi continua de nuestra Estrella con los diversos instrumentos que posee.

MDI (Michelson Dopler Imager)

La primera es una imagen de la fotosfera solar en espectro visible, donde se pueden apreciar las manchas solares y las fáculas (regiones más brillantes alrededor de las manchas). Es similar a lo que observaríamos a través del telescopio con un filtro solar.


Magnetograma

Representa el campo magnético en la fotosfera. Se puede observar la correspondencia entre las manchas solares y las regiones de mayor actividad magnética así como su polaridad.


EIT (Extreme ultraviolet Imaging Telescope)

Las cuatro imágenes que hay a continuación corresponden al Sol en diferentes longitudes de onda del ultravioleta. El estudio en estas frecuencias nos permite apreciar estructuras en la zona baja de la corona, también vinculadas a los retorcidos campos magnéticos que emergen del interior de la estrella. 

171


195


284


304


LASCO (Large Angle Spectrometric Coronagraph)

Este instrumento reproduce las condiciones de un eclipse solar para observar la corona. A veces se pueden ver impresionantes eyecciones de masa coronal y la aproximación de algún cometa. El círculo blanco representa la esfera solar.



Evolución del número de manchas solares

En el gráfico se representa el número de manchas solares a lo largo del tiempo desde 1750. Se puede observar que nos encontramos en un máximo del ciclo de actividad, pero modesto en comparación con el máximo de ciclos anteriores.


Los dos gráficos siguientes muestran la evolución del flujo de rayos X y de partículas del viento solar (protones y electrones) que estamos recibiendo continuamente de nuestra estrella, y que en ocasiones pueden presentar niveles lo suficientemente altos como para generar un tormenta geomagnética. Cuando tiene lugar un evento especialmente energético en el Sol lo primero que se nota es un incremento en las radiaciones de alta frecuencia (como los rayos X) y después llega la oleada de partículas. En la superficie terrestre estamos a salvo gracias a nuestra atmósfera y campo magnético, pero los satélites en órbita (y no digamos ya la ISS) pueden verse muy afectados por unos niveles altos, de modo que es fundamental anticiparse a su llegada.

Flujo de Rayos X


Flujo de protones y electrones


AURORAS

Hemisferio Norte


Hemisferio Sur